Mi Niña Interior.

“EL GRITO SILENCIADO”

Hola tengo 4 años me llamo Alicia, hola tengo 5 años me llamo Antonio, Hola tengo 8 años me llamo ¿?…. Y estoy triste, estoy enfadada, te odio, tengo miedo…

Hola tengo 30 años me llamo Alicia, hola tengo 30 años me llamo Antonio, hola tengo 30 años me llamo ¿? , Soy feliz, creo, no odio a nadie (es pecado odiar), he perdonado (porque así me han aconsejado) a todos los que alguna vez me hicieron daño, no siento rabia (porque está mal), no me enfado nunca (porque si lo hago no me quieren) pero tengo miedo. Miedo de emprender algo nuevo, miedo de salir al mundo, miedo al fracaso, miedo al NO, ¿Os suena esto?

He tomado una decisión: dejar gritar a mi niña interior, dejar que exprese sus sentimientos. Porque quizás no entiende lo que es una emoción pero si sabe lo que está sintiendo, sin buscarle explicación, sin darle una razón, sin disfrazar el momento, voy a dejarla salir, que me recuerde lo que sintió y vivió, porque esta niña sabe decir NO, esta niña no tiene miedo al fracaso, aprendió a andar después de muchas caídas, y se levantó, se levantó siempre y consiguió no sólo andar terminó corriendo…

Está niña conoció el miedo pero también el saber que estaba protegida, tenía monstruos en su armario que sus padres hicieron que se marcharan, esta niña confiaba.

Y voy a dejar que salga, jugaremos juntas en el barro (ni me acuerdo si lo hice alguna vez), dibujaremos con las manos, recuerdo que era divertido, y la escucharé, sin juzgarla, que eso es de adultos, sin darle consejos, no los necesita, solo quiere que la escuche, que la deje salir de la pequeña caja que está encerrada, la abrazaré, que eso si puedo hacerlo, lloraremos juntas, le preguntaré que necesita y se lo daré, nos olvidaremos de protegernos la una a la otra como hasta ahora habíamos hecho.

De esta forma todo lo que he aprendido podré entregárselo, la ayudaré con todas las herramientas que he ido recogiendo con el paso del tiempo, y juntas transformaremos no ya la situación porque lo que pasó es imposible de cambiar, pero si podremos transformar la emoción, el sentimiento, como hacían sus padres con los monstruos, nos enfrentaremos a ellos juntas, juntas como siempre hemos estado aunque me empeñara en silenciarla.

Y esa niña por fin podrá ser y acompañar a la adulta que es hoy… para poder vivir la vida que realmente queremos y no la que nos han dicho que debemos vivir… las dos libres.

Un pequeño regalo para los que quieren dejar libre a su niño interior.

En la escuela Coaching Emotions, encontrarás diferentes profesionales que te ayudarán a través de cursos o sesiones terapéuticas (tanto en Psicología, Coaching Personal como laboral), a coger las riendas de tu vida y descubrir que hay en tu interior.

No dudes en llamarnos y pedir información.

Nuestras redes Sociales

Otras cosas que pueden interesarte:

En lace para la compra pinchando aquí